Close

f

mayo 9, 2018

Secuestran a líder que era rescatado por una misión humanitaria

bacrim
http://www.eltiempo.com/colombia/cali/secuestran-a-lider-en-rio-naya-214108mayo 9, 2018

En pleno río Naya en límites entre Cauca y Valle del Cauca fue secuestrado el sábado el líder social Íber Angulo Zamora cuando justamente era evacuado de la zona por una misión humanitaria que tenía por objetivo llevarlo hasta Buenaventura para brindarle protección como respuesta a amenazas contra su vida.

El miércoles de la semana pasada, la Defensoría del Pueblo recibió, de parte de un grupo de líderes, entre ellos Orlando Castillo, la denuncia sobre amenazas contra la vida de Angulo. Según esa versión, hombres armados fueron a buscarlo a su casa ubicada en la vereda San Juan Santo, en el municipio López de Micay.

De acuerdo con Mauricio Redondo, defensor de la oficina de Riesgos y Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, el líder logró esconderse y alertar a las autoridades locales. Como respuesta, la Defensoría Regional pidió que se convocara a un consejo de seguridad no solo para estudiar la situación particular de Angulo sino por el riesgo de desplazamiento que tenía la comunidad de esa zona del río Naya por la incursión de hombres armados.

En la reunión que se llevó a cabo el viernes se decidió conformar un grupo para llegar al lugar donde estaba Angulo y sacarlo al puerto. Cerca de las 7:30 de la mañana del sábado funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Personaría de Buenaventura se embarcaron en una lancha del Sena con bandera de la Defensoría hacia el Naya.

Sobre el mediodía, la lancha llegó al sitio donde se estaba ocultando el líder y partió de regreso hacia Buenaventura, pero a las 2 y 30 fue interceptada por otra lancha a la que hombres armados obligaron a pasarse al líder social mientras amenazaban a los integrantes de la misión.
Situación de los líderes

Orlando Castillo, quien ha recibido 37 amenazas por parte de grupos armados, señaló que la situación de seguridad para las comunidades es tan compleja sobre la rivera del Naya como en el puerto de Buenaventura.

Castillo vive en Puente Nayero, un sector del puerto marítimo vallecaucano, en el barrio La Playita, que tiene medidas cautelares desde hace cuatro años de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Por estas medidas, el Estado garantiza la seguridad en el sector con Policía y Armada durante las 24 horas, lo que ha logrado, según Castillo, mantener afuera a las bandas criminales conformadas por reductos de ‘la Empresa’ y el ‘clan Úsuga’.

Sin embargo, esas organizaciones siguen presentes en los barrios aledaños a Puente Nayero, llamado así porque se estableció con los desplazados de la masacre del Naya, ocurrida en el 2001 a manos de los paramilitares. Castillo es una de las víctimas de ese desplazamiento y ahora comparte dos escoltas y un chaleco antibalas con el también líder amenazado William Mina.

Este año van cuatro asesinatos de líderes en Valle y Cauca, entre el medio centenar que han sido asesinados en el Pacífico en el último año.

A comienzo del 2018 asesinaron en Cauca a Nicomedes Payán, Jesús Orlando Grueso Obregón y Jhónathan Cundumí Anchino, los dos últimos en Guapi y quienes integraban el movimiento Marcha Patriótica.

En Buenaventura aún repudian el asesinato del líder Temístocles Machado, del proceso de Comunidades Negras e integrante de la mesa que el año pasado promovió el paro cívico en el puerto por exigir menos corrupción. El crimen sucedió el 27 de enero de este año, en un parqueadero del barrio Isla de la Paz, en Buenaventura.