Close

f

noviembre 20, 2018

Indígenas del Cauca, Valle, Tolima y Huila denuncian amenazas de banda disidente de las exFarc

indigenas
http://www.radiosantafe.com/2018/11/15/indigenas-del-cauca-valle-tolima-y-huila-denuncian-amenazas-de-banda-disidente-de-las-exfarc/noviembre 20, 2018

Un reducto disidente de las exFarc lanzó “amenazas directas contra los cabildos indígenas” del Valle del Cauca, Cauca, Tolima y Huila, a través de un panfleto que distribuyó en los cuatro departamentos, según lo denunció la Organización Nacional Indígena, ONIC.

Los primeros panfletos aparecieron en el caserío del corregimiento de Ríonegro, municipio de Íquira, departamento del Huila, firmados por un grupo autodenominado “columna móvil Dagoberto Ramos”.

En los volantes el reducto armado ilegal, textualmente plantea:

“2. Hacemos un llamado a los (a)” comuneros del valle, cauca, Huila y Tolima a la reflexión porque algunos líderes indígenas están haciendo el trabajo de policías, sijin, ejercito y otros organismos del gobierno colombiano. Como ejemplo pueden ver la acción que hizo la guardia en INZA cauca, de igual manera están actuando con nuestras unidades farianas capturando nuestra gente y ellos mismo acusándolos de cosas que les competen a las fuerzas del gobierno.

Utilizan la guardia indígena para esas acciones con la supuesta política de control territorial algo que no puede suceder

Esto para que, las comunidades, replanteen esas políticas dañinas para los territorios y algunos pocos son los que se benefician con esos atropellos que le hacen a sus mismos comuneros o comunidad en general.”

En el comunicado, que emitió el Consejo Regional Indígena del Cauca, reseña los antecedentes de la situación que exponen los panfletos, así:

1. Desde el inicio del proceso de la dejación de armas de las Farc-ep, los pueblos y comunidades indígenas experimentamos una disminución en los impactos del conflicto armado que se evidenciaba en los territorios indígenas del Huila en la finalización de los empadronamientos por parte de fuerza pública y grupos armadas al margen de la ley, el reclutamiento que juntas fuerzas hacen de jóvenes indígenas y los señalamientos y estigmatización de parte de las fuerza pública de ser parte de los grupos armados ilegales que ocupaban nuestro territorio.

Sin embargo, desde hace unos meses vienen aumentando las acciones militares de los diferentes actores del conflicto contra las comunidades y pueblos indígenas del departamento, en especial el resguardo Huila, Juan Tama y Llanobuco, donde se han presentado:

09/11/18 activación por parte de militares de lo que al parecer sería una mina antipersona y disparo de ráfagas de ametralladoras, desarmonizando el territorio.

07/18 secuestro de un campesino por parte de grupo armado sin identificar, recuperado y puesto en libertad por parte de la guardia.

11/18 en cercanías al resguardo Potrerito, municipio de La Plata, un sujeto sin identificar, asesinó a un vigilante y un funcionario de una EDS de BIOMAX en la vía que de La Plata conduce a Belalcazar. Los dos hombres asesinados, presentaron impactos de fusil.

10/11/18 Aparición de pintas alusivas a pramilitares en cercanías y el interior del resguardo Potrerito.
Septiembre a Octubre de 2018 Jóvenes asesinados en municipios del Cauca, colindantes con La Plata Huila, por grupos fuertemente armados.

Por esta razón, los cabildos indígenas de Valle, Cauca, Tolima y Huila exigen al gobierno nacional “garantizar el derecho a la vida, libertad e integridad física de los comuneros y comuneras que hacen parte de los pueblos y comunidades indígenas, especialmente su guardia indígena”.

Reiteran que sus resguardos “deben ser territorios libres de actores armados legales e ilegales”.

También piden a la Defensoría del Pueblo hacerle seguimiento a la investigación que adelante la Fiscalía General de La Nación por estos hechos y a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Derechos Humanos ACNUDH “incluir los hechos referidos en ésta denuncia en el informe anual que elaboran”.