Close

f

abril 29, 2019

Disputa territorial entre el Eln y clan del golfo causa desplazamiento de más indígenas en el Chocó

38
http://www.radiosantafe.com/2019/04/29/disputa-territorial-entre-el-eln-y-clan-del-golfo-causa-desplazamiento-de-mas-indigenas-en-el-choco/abril 29, 2019

Por lo menos mil quinientos indígenas han sido desplazados en el Chocó por los enfrentamientos armados entre las bandas criminales del Eln y clan del golfo, en desarrollo de la disputa territorial por el dominio de los cultivos, laboratorios y las rutas del narcotráfico.

La Organización Indígena de Colombia, ONIC, indicó en un comunicado que diez comunidades en el municipio de Juradó están sometidas a confinamiento, migración e inseguridad alimentaria por estos grupos armados ilegales.

Las Comunidades Indígenas afectadas son las Embera de Cedral, El Bongo, Eyazaque, Pichinde, Dosbocas, Caimito, La Victoria, Buena Vista, Jumara Carra y Wounaan de Santa Teresita, Dichaar di y Santa Marta de Curiche.

«Nuestras Comunidades Indígenas, entre otras cosas, han quedado en medio del fuego cruzado, cuando estos grupos se han enfrentado, desconociendo las Autoridades y Autonomía de las Comunidades y sin respetar nuestros territorios ancestrales indígenas», precisa el escrito.

A propósito de esta situación, la Armada Nacional de Colombia indica en un comunicado este lunes que está reforzando el pie de fuerza para contrarrestar el accionar de los grupos armados organizados en la zona y proteger a las comunidades indígenas.

Agrega que a través del Batallón de Infantería de Marina No.23 adscrito a la Brigada de Infantería de Marina No.2, en coordinación con la Fuerza Aérea Colombiana, ha realizado sobrevuelos en la zona para verificar la situación en el lugar. Entre tanto, las tropas han asegurado el sector para efectuar operaciones de registro y control.

Por otra parte, subraya, el Comando de la Brigada de Infantería de Marina No.2, dispuso el envío de personal militar adicional del Batallón de Infantería de Marina No.21 e instaló un Puesto Avanzado en el municipio de Juradó, con el fin de tener el mando y control directo sobre las tropas que han sido enviadas a la zona con el apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana, para aumentar el pie de fuerza y consolidar la presencia de la Infantería de Marina, que viene desarrollando operaciones ofensivas sostenidas en contra de estos grupos armados organizados.

El Vicealmirante Antonio José Martínez Olmos, Comandante de la Fuerza Naval del Pacífico, que permanece en el puesto de mando avanzando de la Fuerza Naval del Pacífico en Bahía Solano, convocó a un Consejo Extraordinario de Seguridad en Juradó, con la presencia del Gobernador del Chocó y autoridades locales, para evaluar la situación y las posibles afectaciones a las comunidades y las acciones que se tomarán para el restablecimiento de sus derechos y estabilizar la situación de orden público.

La Armada resalta que desde finales del mes de agosto del año 2018 adelanta en la zona la Operación “Armadura” para cerrar las rutas del narcotráfico que son disputadas por estos dos grupos armados organizados del Eln y el “clan del golfo”.

Simultáneamente realiza actividades de acción integral, con el fin de proteger a las comunidades y brindar acceso a servicios básicos para la población que han sido impactadas.

En ejercicio de éste significativo trabajo operacional se han obtenido importantes resultados, entre los que se destacan la muerte en desarrollo de operaciones de dos bandidos, el sometimiento a la justicia de siete de sus integrantes, la incautación de 16 fusiles y revólveres, 1391 cartuchos de diferentes calibres y 253 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

Además, ha reforzado el pie de fuerza en el sector El Cedral en este municipio, tras las denuncias de comunidades indígenas sobre posibles enfrentamientos armados entre estos dos grupos al margen de la ley.

De esta manera, se han reforzado los dispositivos de seguridad desarrollando más de diez operaciones de control militar de área, el despliegue de equipos de desminado humanitario para prevenir la instalación de artefactos explosivos improvisados que pudieran llegar a ocasionar confinamientos en las comunidades que se encuentran en la zona, así como actividades de esfuerzo no armado entre las que se destacan labores de prevención de desplazamiento forzado, jornadas de apoyo al desarrollo, campañas de prevención de secuestro, jornadas de limpieza y actividades de prevención de reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes.

Finalmente, la Armada de Colombia señala que continuará desarrollado actividades operacionales de gran contundencia y sumado a un esfuerzo no armado que coadyuve a la mitigación de los riesgos en el área general del municipio.